Marketing Relacional De qué hablamos cuando hablamos de Marketing Relacional

ideas imprscindibles

Hay términos que adquieren relevancia pública o se ponen de moda y, de tanto usarlos, se desgastan, pierden su esencia o incluso el significado original que tenían. Algo así le ha pasado al marketing relacional, del que muchos hablan pero no tantos entienden bien.

Hace unos días, la Cámara de Comercio de Madrid, dentro de sus desayunos ‘En Clave Empresarial’, acogía una conferencia del responsable global de Mediapost Group, Ignacio Pi, sobre este asunto bajo el título ‘El marketing relacional: una realidad emergente’.

Ignacio Pi presentó a Mediapost Group como una compañía de marketing relacional no sólo porque su misión sea la de crear y mantener relaciones comerciales responsables y sostenibles con sus clientes, sino porque lo hace mediante soluciones basadas en el conocimiento, la innovación, la empatía, el compromiso y la transparencia.

Según explicó, a diferencia del marketing tradicional, que lo que busca es captar a clientes intentando rentabilizar cada operación en lugar de proyectar la rentabilidad de los mismos a lo largo de toda su vida útil, la lógica del marketing relacional es mejorar la rentabilidad de cualquier empresa, fundamentalmente, haciendo que esta cuide a sus clientes y reduciendo su tasa de mortalidad con estrategias como la venta cruzada, entre otras.

No en vano, es lo que ha hecho Mediapost Group a lo largo de sus nueve años de vida: adaptarse continuamente a un escenario muy cambiante tanto a nivel de los mercados en los que opera y tipos de cliente, como a nivel de los nuevos consumidores. Por ello, les ofrece soluciones multicanal de alto valor añadido que los conviertan en clientes fieles de por vida. “Hay que pensar siempre a largo plazo y adaptarse a los acontecimientos; desarrollar la creatividad y compartir experiencias. Captemos pero mantengamos, crucemos actividades, no seamos mercenario, aportemos valor añadido”, resumió Pi, para quien el marketing relacional debe de ser, por encima de todo, ético.

Es por esta razón por la que la compañía que dirige se lanzó a crear Ideas Imprescindibles (un ciclo de conferencias de personas cuyas ideas despiertan una conciencia crítica y contagian valores universales que nos hacen mejores a todos) y por la que la organización cree firmemente en la cultura del marketing relacional.

ideas imprscindibles

 

Cultura de Cliente e Inteligencia Emocional

Según Ignacio Pi, existen algunas condiciones indispensables para desarrollar la Cultura de Cliente en cualquier empresa o entidad y que pasan, inevitablemente, por “desarrollar la inteligencia emocional” en todos los recovecos de la organización. “Es lo que permite que las personas se desarrollen y tengan una magnífica relación con sus colaboradores”, aseguró.

Además, Pi considera imprescindible contar con empleados satisfechos (lo que significa una política de selección inteligente y una remuneración adecuada), ser “excelentes” en el proceso comercial, valorar el esfuerzo y que el CRM sea “el centro y el elemento clave de la cultura de la casa”.

Principalmente, según insistió, porque para que el marketing relacional dé sus frutos hay que ser “condenadamente paciente” y contar con una comunicación bidireccional en la que tanto empleados, clientes y colaboradores se conviertan en aliados estratégicos de la empresa. Y eso sólo se consigue haciéndolos partícipes de la misión y visión estratégica de la organización.